Seis do Nadal 63 - CB Baiona 54 (jornada 12)

La experiencia es un grado y desde que comenzamos a preparar el partido fuimos conscientes que pasaría lo de que siempre sucede cuando el ri...

La experiencia es un grado y desde que comenzamos a preparar el partido fuimos conscientes que pasaría lo de que siempre sucede cuando el rival se presenta con tan solo cinco jugadores...  que sí, que hablas con los árbitros y muy amablemente te dicen que pitaran igual en ambas zonas pero el partido comienza y ese comentario tan bonito y bondadoso no se hace patente y comienzan los problemas.

Comienza el partido y parece que el criterio es el mismo en ambas zonas, no se sancionan las faltas laterales, se permiten contactos duro en los rebotes y el criterio es, como mínimo, parecido. Pero poco a poco el equipo con superioridad numérica rompe el marcador: dos puntos, cuatro puntos, siete puntos... y es ahí cuando las cosas empiezan a cambiar pero ¿qué más da: terminamos el cuarto 12 puntos por delante (25-13)?

Pasa que esta actitud sigue durante el segundo periodo. Una actitud que se enfatiza cuando el entrenador visitante se queja en diversas ocasiones de faltas cometidas y no señaladas a su favor. Supongo que será la bondad arbitral pero el criterio comienza a cambiar: lo que antes no se sancionaba ahora es falta en un lado aunque en el otro continua sin sancionarse... sí, seguimos llevando la iniciativa en el electrónico (37 a 25).

En la reanudación las cosas siguen igual y poco a poco esa diferencia comienza a menguar y es aquí cuando llega el problema: el dúo arbitral se hace consciente que su arbitraje está marcando el devenir del encuentro es ahí cuando se comienzan a tomar decisiones extrañas. El colegiado principal se da cuenta del "problema" e intenta recobrar su ecuanimidad pero el auxiliar sigue pintando como buenamente considera... comienza a nacer un sentimiento de frustración y es que te cansas de encajar y no devolver, una, dos, tres, cuatro... y así hasta la enésima, así hasta que ese aspaviento es sancionado con un técnica así hasta que los visitantes se enganchan al partido.

Un partido que llega abierto al último periodo, un partido que hay que trabajar hasta el segundo final para lograr la victoria que hemos luchado a la extenuación, un partido en el que se nos sancionaron 11 faltas a favor y 25 en contra (más del doble) pero un partido que logramos sacar adelante con oficio y ganas de seguir demostrando que somos un equipo compacto. Una victoria más, un partido menos y tan solo por delante dos jornadas para la conclusión de esta liga regular júnior de 2ª división.

Parciales: (25-13); (12-12); (10-14); (16-15); [63-54]

Box Score: Pablo (11 puntos, 2 faltas); Julián (8 puntos, - faltas); León (4 puntos, - faltas); Mario (11 puntos, 1 falta); Pablo G. (5 puntos, 5 faltas) -quinteto inicial- David (5 puntos, 2 faltas); Santi (4 puntos, 5 faltas); César (2 puntos, 4 faltas); Samu (9 puntos, 1 falta); Roi (- puntos, 1 falta); Adrián (4 puntos, 3 faltas)

Aquí os puede interesar

0 seres inteligentes han dicho y tú, ¿a qué esperas?