Kick Ass (Listo para Machacar)

¿Y qué pasa si jugamos a ser superhéroes correteando por Nueva York? Esta es la atractiva propuesta que nos trae Kick Ass . Comencé con Kic...

¿Y qué pasa si jugamos a ser superhéroes correteando por Nueva York? Esta es la atractiva propuesta que nos trae Kick Ass.

Comencé con Kick Ass imaginandome una parodia de esas cintas de superhéroes con superpoderes que luchan por instaurar el bien y eliminar el mal de la tierra escondidos bajo sus absurdos disfraces... y Kick Ass estaba cumpliendo esas expectativas hasta que en pantalla aparece Nicolas Cage apunta con una pistola a una niña de 11 años y dispara pero ¿qué está pasando?

A partir de ese momento Kick Ass pasa de ser una broma de niños a una cinta hiperviolenta que mancha constantemente la pantalla de sangre (y a veces vísceras). Sí, chicos y chicas, hemos pasado de una cinta en la que un joven pajillero sueña con ser un superhéroe a otra donde unos vengadores se dedican a seccionar yugulares y eliminar a los malos selectivamente al más puro estilo Tarantino... sí como leéis, Kick Ass navega entre Torrente y Tarantino.

Kick Ass peca sin duda en su excesivo metraje 20 minutos menos la harían merecedora de un enorme cubo de palomitas pero no, las tomas finales de nuestros superhéroes sobrevolando NY se convierten en losas que lastran la película de manera injusta.

Y es que Kick Ass es una cinta violenta que deja sabor a coña, extraño pero cierto... mi recomendación: verla y juzgar uno mismo.

Aquí os puede interesar

4 seres inteligentes han dicho y tú, ¿a qué esperas?