Magic Mike

Steven Soderbergh es un director muy poco convencional, en su filmografía podemos encontrar desde títulos como Che: El Argentino o Che:...


Steven Soderbergh es un director muy poco convencional, en su filmografía podemos encontrar desde títulos como Che: El Argentino o Che: Guerrilla, dos biopics con una gran carga política hasta Ocean's Twelve o Ocean's 13 dos cintas decaradamente mucho más comerciales pero además encontramos "proyectos peculiares" como The Girlfriend Proyect o el que hoy nos acontece: Magic Mike.

Muchos os dirán que Magic Mike es una biografía pero no es de todo cierto, Magic Mike está basada en las experiencias reales vividas por Channing Tatum (quien da vida a Mike) antes de convertirse en un famoso actor de Hollywood. Pero Tatum no da vida a su alter-ego en pantalla si no que lo hace Alex Pettyfer. Vamos, que Tatum en su momento renunció a la universidad y al fútbol americano para vivir en el sofá de su hermana y ganarse la vida como stripper y bailarín.

Pero más allá de biografías, biopics o strippers centrémonos en la pelicula. Magic Mike nos traslada a un club de striptease masculino en Tampa donde Mike es el rey, allí cada noche se desnuda tratando de conseguir el dinero necesario para montar su propia empresa, en ese momento aparece un joven (Adam) que verá como en un par de meses tras subirse a un escenario a bailar su vida cambia por completo. ¿Es una película erótica para mujeres? En absoluto, Magic Mike llega bajo la vitola de comedia-drama pero os aseguro que de lo primero nada vi y lo segundo pues no me enganchó. Quizás Soderbergh ha intentado seguir hablando de ese devorador capitalismo que convierte a las personas, literalmente, en mercancía (lo podemos apreciar al ver como Adam despilfarra el dinero fácil que consigue). Pero como ya he dicho "quizás" porque Magic Mike no engancha, desde el primer momento sabemos que pasará con Mike y Adam... bueno, sobre Adam apostamos pero Soderbergh deja la puerta abierta esperando que Tatum siga triunfando.

Soderbergh, fiel a su estilo, no juzga a los personajes si no que tan solo capaz su manera de vivir el día a día: sexo, drogas, mujeres... aunque desde un punto de vista demasiado amable hasta el punto que el propio Tatum en las entrevistas de promoción ha dicho que no se han fijado en los aspectos más sórdidos del estilo de vida de un stripper. Aquí nos quedamos en las sesiones de gimnasio, en los bailes, en las noches locas y los billetes en los tangas.

Magic Mike es una mezcla entre Showgirls y la ya mencionada The Girlfriends Proyect pero sobre todo Magic Mike es aburrida y eso que Matthew McConaughey está sensacional en su papel de capo-bailarín-stripper pero por más que grite, salte o se quite la ropa nosotros nos hundíamos de aburrimiento en el sofá. Por todo ello he decidido otorgar a Magic Mike:


Gatito que sin duda Soderbergh debe a Matthew McConaughey

Aquí os puede interesar

0 seres inteligentes han dicho y tú, ¿a qué esperas?